viernes, 11 de febrero de 2011

Big bang, todo eran tan Big! antes de todo ese Bang!

Antes que nada, quisiera aclarar el hecho de que me sentía normal igual que tu ahora, o antes puede ser, y que pensaba que nadie nunca!... alteraría el sentido de ese sentimiento en el que creía; "la normalidad". El iluso, pero conveniente estado.

Quisiera poder recordar exactamente cuál era el ese algo que me distraía entonces, que ocupaba mi mente y que me mantenía feliz.
Si entendemos por normal, todos esos días comunes, y de altibajos, que todos llegamos a experimentar rodeados de grupos sociales... entonces vamos entendiendo. Éramos patéticos, graciosos, malvados, inmaduros, pero eramos unos niños felices. Cuando entendíamos que el amor era tan cursi que no lo necesitábamos, y quizá un poco después cuando nos atrevimos a experimentarlo; lo entendíamos como las mejores mariposas jamás vistas dentro de nuestro estómago, cuando ni por error creíamos que ese tal Amor con aspecto de corazón rojo, nos iba a lastimar.
Así era todo: "normal". Las parejitas se enamoraban de verdad, "la cortaban", lloraban un día, y después de un fin de semana volvían a reunirse en el recreo para jugar. Yo era normal. Era normal cuando todo lo grande de la vida no me acomplejaba hasta conocer todo el embrollo que acarrea verdaderamente el amor.

1 comentario:

pauline dijo...

Oww!!! hermOsO! Te amO! ♥