jueves, 31 de marzo de 2011

Mi madurez es diferente a la tuya

Cuando llegan los 12 meses mas, nos saben como ayeres, pero si ponemos una gran pausa al tiempo, y filosofamos en momentos; puede que ya para mañana nos parezcan insuficientes...

Todo era Felicitaciones y abrazos de cumpleaños, hasta la pregunta: .-¿y cuántos cumples?...
.-veinte.. años...dije.- veinte años, ya son 2 décadas. Y después mi asombro nos exigió silencio... pero no se preocupen, terminamos sonriendo, después de todo haber llegado a un año mas que hace un año, significaba ser sobreviviente, situación  que no era motivo de conmoción, y de manera correcta a todas nuestras costumbres, es motivo de felicitación, y ahí me tenían, lo había logrado, 365 días más como la mayoría lo hemos hecho con respecto a nuestra longevidad. Aunque mi conmoción si continuaba... me costaba un poco sonreír  en comparación a hace algunos años en los que fechas como esta representaban pastel en mi cara, risas y amigos, me costaba trabajo sonreír porque estos 20 significan mas que nada madurez, lo que seguramente muchos esperan de mi, pero que he negado hasta hoy..." y es verdad, tu no tienes un carajo de madurez..." escuché, entonces comprendí que mi madurez era diferente.

"a mis 20 añitos tengo más inocencia que la perversa mentalidad de pubertos de 14 que cada día me sacan mas de onda..."

Entrecaprichada por mi situación le escribí una carta al tiempo...

Querido tiempo:
Yo no te pedí pasar, yo no te pedí que me hicieras una adulta y mucho menos que te llevaras todo aquello que disfrutaba de la vida mientras ignoraba todos los problemas del mundo, porque en mi mundo solo eran galletas y mis amiguitos para jugar a las escondidas, de lo cuál; lo que mas me preocupaba era que me encontraran.. o que se terminaran las galletas.
Por eso renuncio a la edad que me asignas este año, porque cada vez todo es más complicado y no quiero.Sobre todo porque no quiero madurar y volverme grisesita, porque me gustan mis colores.
Gracias, abrazos muchos de tu querida Cris.

A fin de cuentas, nada va a cambiar el tiempo se me hace que es pasado, me resta tomarlo como desahogo y finalizar con un buen encarrearamiento.
Y bueno, me resta agradecer a todas las personas que han coincidido en mi vida: desde el ñor de las vías, Fabian, Dany el Poly, Alan de la combi, Juanito del árbol, y así, personas que significan momentos fugaces pero apreciables,  hasta mis vecinos, compañeros,  pretendientes, amores, amigos, mis mejores!, mis Fogoneras, mis valedores y mi familia, personas que para mi son las mas valientes porque me han aguantado más, gracias a ustedes Elvia es más que un cuerpo que ingiere y desecha, son bien padres todos.

*Anteriormente le había pronosticado a mamá, la lluvia que anualmente acompaña a mi cumpleaños... ella dijo que esta vez no. Pero quién sabe más de estos días que mi misma... al regresar a casa, en el camino; se hizo la lluvia, nos volteamos a ver y sonreimos...


(todo revuelto, así como yo...a veces)

jueves, 24 de marzo de 2011

Mi versión favorita de ti

"Me haz enamorado", dije; mientras me perdía en tus ojos y tus hipnotisantes labios, pero nunca me percaté del arma que empuñabas apuntando directo a mi corazón...

Me atrapaste desde la primera vez que te vi, como seguramente atrapas a quienes te miramos, al primer contacto con tu personalidad, o lo que aparentas ser, porque con el tiempo, resultas ser un misterio, intrigante  y enviciante.
Y así me aventuré, a expensas de lo que eras tu, decidí llenarme de ti a ciegas, con la idea de que al final te ganaría a ti. La realidad fue que, me estaba enamorando de una versión alterna de ti, alguien que yo inventé y que quise creer que eras, la utopía que quizá todos buscamos en ti cuando te conocemos.
Lo siento por mi, pero creo que nunca anduve contigo, porque mientras veía un espejismo fiel de ti, amando momentos, dedicándonos pensamientos tu... tu solo te dedicabas a destruirlo todo, y lo lograste; te aprovechaste de mi ceguera temporal provocada por tu encanto, o el encanto que me adjudiqué de ti, y diste justo en el blanco, justo en mi corazón, en mi orgullo, lléndote con el enemigo, que en realidad siempre te tuvo.
Al final, lo vi todo, tu terminaste siendo alguien más, alguien que no me amaba, ni al principio, ni en ese final. Ojalá todo hubiera sido como lo imaginaba, con mi versión favorita de ti...

miércoles, 23 de marzo de 2011

Nos dijimos; "te amo"

Si en verdad pasó que no te amé, al menos deja quedarme con la patraña que me hizo feliz ese tiempo...

Todos esos "te amo" que te dediqué con trabajos de soltarlos, con temor de que fueran muy cursis, los infinitos te quiero que tanto acostumbraba, todo ello me empieza a parecer ahora una patraña. Pero,  fue una patraña? en realidad te amé? tan insensatos fuimos todo este tiempo mi corazón y yo?
Quizá no, quizá antes de que pasara, mi corazón me advirtió sobre ti, quizá ya pronosticaba, el prematuro fin de toda esa falsedad.
Pero no tenemos derecho a culparme por todo, por no haber reconocido a tiempo la mala orientación de mis sentimientos, porque sabemos que tu al igual que yo cometiste las mismas patrañas por no saber rechazarme y aceptar que no era tu tipo.
Ya tampoco sirve estarnos culpando, nos sirve mas despedirnos, me sirve aceptar el final... porque después de todo no estuvo tan mal, aprendí a perderme en tus ojos que con cada una de tus miradas; me invitaban a amarte, y después sonreíamos con un sarcasmo, y detrás de el, el conocimiento de que todo acabaría.
A pesar de nuestras patrañas, me regalaste buena parte de ti, te dediqué buena parte de mi... gracias por concederme el honor de haber sido una mentirosa junto contigo.

martes, 15 de marzo de 2011

No te quiero

Necesitaba decirte algo que había pasado de un tiempo para acá; ya no te quiero...


Específicamente sucedió desde que por fin un día me armé de valor y me alejé de ti, no solo físicamente sino más bien cuando decidí que tu no estuvieras mas en mi corazón y que opté por distraerme haciendo una nueva actividad que no tuviera que ver en absolutamente nada contigo, hacer nada de lo que te gusta, y por supuesto nada que odiaras, tenía que hacer algo que ya no me recordara a ti. Y sucedió, te olvidé, dejé de pensar en ti y por consiguiente te dejé de querer, no formas parte de mi ahora, estás totalmente fuera.
Aunque también de un tiempo para acá, he sentido un gran vacío, no me siento igual, no percibo mi felicidad como antes y los supuestos días buenos parecen monótonamente grises, presiento que olvidé ser yo...y sincerandonos mas; presiento que mi vida te la llevaste tu... presiento que has robado mi razón, y que nunca devolviste mis motivos diarios... No te quiero pero te necesito,y aún mi subconsciente intenta gritarme que te extrañamos.
Así que regrésame lo que te quedaste de mi y vuelve a dejar mi vida como la encontraste... porque a ratos estaré muriendo por ti como al principio, pero ya no te quiero.

Together Forever

El "together forever" acaba... yo he experimentado algunos de sus finales, y sin excepción; ninguno ha dejado de ser doloroso...

Quisiera ser tan optimista como cuando solo me dedicaba a leer las cartas con declaraciones amorosas de cuando me amaban hace unos años. Pero por el momento lo dejaré aparte y de hecho, lo que más quisiera por el momento es demostrarte que el cuento de hadas ha terminado; que el final feliz de todas las historias que conocemos, en realidad, nunca es un final, y desafortunadamente mucho menos es un final feliz, solo si hablamos de la idea de un "together forever".
En una relación, se es feliz mientras no menciones el pasado, se es feliz mientras no proyectes tu futuro, siendo nuestra única solución vivir en el presente, que representa el modo mas "love together". Sin embargo, somos humanos y recordamos sin excepción, nos reprochamos, a veces no nos perdonamos, y vamos buscando el momento de dar  flote a nuestros recuerdos malos, un extraño caso en el que transformamos el significado que tenía inicialmente la persona que amamos, terminando con todo lo que se construyó. Y de manera más humana, poseemos la debilidad de prevernos mediante la visualización de nuestro futuro junto a nuestro amor, sin parar de pensar "que pasará si..." en ascuas de nuestras acciones, con miedo total, sin la capacidad de solo seguir corazonadas, por temor al riezgo... Siendo así, nosotros mismos logramos que el "together forever" sea tan utópico.
A final de cuentas todo termina por nuestra causa, o quizá; la naturaleza misma, lo termina todo con sus trágicos finales funerarios.
Together forever... disfrutémoslo mientras lo tenemos presente.

miércoles, 9 de marzo de 2011

El transporte público y nosotros los pobres

Por eso un día de estos voy a ser chófer de transporte público, y entonces si, tu día dependerá del gusto de mis huevos al gusto.

Si eres uno de esos pasajeros que se quejan desde que se suben, que porque pagan , que porque no se sientan, que porque no caben, porque hace calor, porque nadie debió subir en tu transporte y así, entonces tu día apestará o probablemente después podrás contar algo chusco... que a nadie le sorprenderá por tu fama de malhumorista. Pero mejor te recomendaré acciones para tomar en cuenta y evitar ser odiado en el trasporte público:

1.-  Nuestro operador en turno nuestro querido: Chofi
Aguas aquí, porque chofi será clave, es el individuo que debe ser previamente estudiado, porque si lo tienes en contra entonces aborta la misión (porque viajar en transporte publico es toda una misión)y desciende lo mas pronto posible del transporte.
Empezamos desde la parada, algunos transportes tienen su parabús específico así que si de pronto ves que tu transporte se pasa de largo ahórrate la mentada porque es tu culpa y solo delatarás tu ignorancia.
Pregunta por la parada o en todo caso trata de hallar un lugar libre de tránsito y cómodamente viable para ti y chofi. Aah! y no olvides la sonrisa al subir a la unidad, recuerda el chofi es tu amigo, corrección; el chofi tiene que ser tu amigo!
Por eso jamás se te ocurra subir mentándole la madre al chofi, porque no queremos a un chofi enojado y te puede aplicar la de: no me muevo hasta que desaparezcas de mi transporte y ahí si ya no solo es el chofi sino que lloverán miradas de todos los pasajeros del transporte.
nota importante: al metro no se le hace parada a menos de que quieras perder el brazo o convivir un rato con los polis de vigilancia.

2.- Pagar,
Obvio que los chofis manejan por el pago entonces procura no olvidar pagar, además nunca intentes pagar tres pesos con un billete grande porque lograrás perder tiempo, o que te apliquen la malvada regresándote el cambio en monedas de peso y de dos, y eso hará que mientes madres, y entonces el chofi sabe varios trucos mas, como la venganza del arrancón mientras caminas en búsqueda de un lugar y santo saludo al piso que darás.
Y si vas a pagar al metro, las señoritas del metro ...ninguna es buena nunca, así que te quedará de dos: o darle su avión y tratarla con pinzas, o ponerte al tu que es lo usual exigiendo con carácter tus boletos o recarga.

3.- Asiento:
 Te lo resumo así: si vas hypercansado como para irte a amonar mientras viajas a tu destino y más si es hora pico, mejor pide que te lleve un amigo o familiar o de plano pide un taxi, porque a menos de que el transporte esté vacío, eso no existe, la comodidad en el transporte público no existe!
Si eres hombre, te vas a ver bien galán apañando el asiento para embarazadas y abuelos, o corriendo por el asiento vacío antes que tu abuelita. Ahora que si ya lo hiciste, y tu estúpido instinto pendejo logró que te vieras bien patán, te vas a tener que aguantar las miradas asesinas de todos aquellos que vean que no te importa la comodidad de la señora con niño en brazos que está de pie al lado de ti.
Si eres mujer todo será relativamente mas fácil ya que en el mundo aun quedan de esos tipines con aires de gente cortés, o por el simple hecho de conseguir tu teléfono. Y si te sientas en el lugar de los abuelos, cuenta la leyenda que cederías el asiento. Si no consigues asiento, yo te doy permiso de mentarle la madre visualmente a todos aquellos que no noten que tus tacones son algo difíciles de soportar.
nota: jamás apliques la de llegar corriendo por los lugares vacíos y apartarlos con chamarras, bolsas y demás, porque que osote!

4.- Trayecto:
 a) Hay de dos: el chofi sabe manejar, o el chofi NO sabe manejar, que es lo más usual, pero shh! jamás se lo hagas saber a chofi recuerda el punto uno!
Entonces se resume a: si Chofi no sabe manejar, y va como con prisa, no te quejes, porque haciendo hincapié al punto de los chofis, he de confesar que este individuo goza con tu sufrimiento. Lo único que te queda es pescarte bien y agradecer, porque al menos vas a llegar temprano a tu destino.
Si de lo contrario va lento como su abuela, tampoco te quejes porque eso despertará la sed de Chofi e irá reduciendo su velocidad,  y otra vez todo el transporte en tu contra, si ya lo hiciste o de plano el chofi en un abuelo y tienes prisa, solo bájate y toma otro ni modo, regresa al paso 1.
nota: un factores extra como el tránsito no son culpa del Chofi, si no estás de acuerdo usa bicicleta...

b) Música: lleva un buen playlist cargando a todo volumen en tu reproductor, te evitará el contacto con los demás y el estrés. De lo contrario tendrás que soportar el folclor que revisten las bocinas con buffer del refinado gusto de nuestro Chofi por toda la unidad y que osoo! Ahora, otro aspecto es: si piensas que tu música le puede agradar a todo el transporte, estás equivocado, no quieras poner el ambiente por favor osea evita a toda costa compartir tu música créeme que no es buena idea, si res víctima recomiendo que arrebates su aparatejo de música y lo avientes por la ventana y fin, creo que todos te lo agradecerán.
Si vas en el metro y llega el vende-discos con su bocina-mochila, o el ciego cantando... entonces no puedes hacer mas que aguantar porque te encuentras en su territorio.. y si te quejas de la música probablemente ofendas el gusto musical de algunos y entonces si... las personas del metro no son las menos salvajes del mundo. Pero eso si, deberíamos organizar una campaña en contra de las malditas bocina-mochila de los vendedores, que ni todo el volumen en tus audífonos puede combatir
nota: si eres victima de un vende-discos, no lances su  bocina por la ventana si es que no quieres morir.
c) los getones: nadie quiere a los getones, porque no nos gustaría tener nuestros hombros babeados, ni cargar  con su simbólico peso, y mucho menos ronquidos y cosas así. Propongo fotografiarlos y subir su oso en internet.
d) Los de los bultos, entiendo que es transporte público, y quizá su única opción pero por favor, no viajen con el puesto de gorditas, o quieran hacer su mudanza en transporte público. entre mas espacio libre, mas pasajeros contentos. Esto también aplica con los estudiantes con mochila de campamento, y las pañaleras.
c) "recorrase por favor, dejen pasar"... yo lo odio más que ustedes, hacer que quepan cincuenta gentes mas sobre las cien que van a bordo en un espacio predestinado para únicamente noventa personas... y lo peor, es que es posible ahí el chofi para ganar mas "papa" si aplica la de: todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar, a fin que luego también la gente le encanta obedecer esa orden ya que llevan prisa. Propongo otra campaña en contra del: "recorrase por favor" que provoca todos esos codazos de que recibes para "hacer espacio", de todos el calor que se genera, y de los olores que quisiera bloquear por siempre.

Sin entrar en mas detalle evitando a los artistas del transporte público... nuestro no menos importante ...punto:

5.- Descenso:
La llegada a tu destino solo dependerá de tu habilidad para salir, y de que si está lleno el transporte... la técnica es aproximarte a la salida unos dos kilómetros antes de llegar mas o menos. Aquí se rompen todas las reglas dependiendo de tu prisa, da codazos, empuja, grita: bajan!..
El timbre es importante... es un solo timbrazo porque el bip bip bip bip bip! de bajada enfurece al chofi y volvemos al punto uno en el que chofi toma venganza y te puede dejar mil kilómetros lejos de tu destino. Luego solo desciende del transporte y agradécele al chofi, o no.. pero jamás le mientes la madre, o asegúrate de estar completamente abajo porque recuerda a chofi venganzas del punto uno en el que arranca y ahí vas de nuevo a saludar al piso.
Ahora que si estás en el metro tienes dos opciones: si tu estación de destino es muy concurrida, solo déjate llevar y saldrás casi sin complicaciones, si no ve avanzando a la salida unas dos estaciones antes y lucha por tu salida, tu puedes!

aquí el punto clave es el chofi, y una buena actitud, si no, entonces viaja en bici.... y si tienes carro, te odio por no sufrir como yo.

sábado, 5 de marzo de 2011

Ayer, me lastimé recordándote...

Todo era frescura en mis pies y "Standing On The Corner" hasta que los accidentes te producen dolor, y el dolor te produce recuerdos, y después de los recuerdos más dolor...


Lo cierto es que iba deslizándome por el piso sin calcetines, para olvidarme un poco del calor que últimamente nos trae el calentamiento global, pero no pensaba precisamente en el calor, de hecho pensaba en ti, hasta que mi segundo dedo después del pulgar del pié, se topó con la esquina de un mueble.
Dolor de un dedo del pie, lo que me faltaba para el momento en el que te fui a recordar; como si mi corazón me reclamara y se hubiera puesto de acuerdo con el destino por haberte olvidado tanto tiempo entre las telarañas del pensamiento, o quizá dándome una lección por el hecho de no haberte sacado de él aún.
No resistí más y me tiré al piso y terminé al lado de la bocina del estéreo que sonaba con  el final de Standing On the Corner con Bobby Darin . Me sobé para aliviar el dolor, mentando madres a todos los benditos creadores de muebles con esquinas tan peligrosas existentes en el mundo, chillé por el dolor de mi dedo y por tu recuerdo, chillé porque entrados en temas de dolores recordé el dolor que sentí cuando nos abandonamos, y aún más porque ahora mi lista de reproducción me traicionaba a cachetadas con Norah Jones... "Thinking about you"... y solo me preguntaba: por qué me pesas tanto? O una mejor pregunta: por qué permanecía en el piso con lágrimas y sufriendo? de nuevo por ti, lamentando no estar contigo ahora...
3:24 minutos después de escuchar la canción , afortunadamente  me pude levantar, y hacer caso omiso a mi accidental recuerdo.
Así terminó mi tarde; con un tremendo dolor por ti, prefiriendo haber pensado en el calor del calentamiento global.