sábado, 5 de marzo de 2011

Ayer, me lastimé recordándote...

Todo era frescura en mis pies y "Standing On The Corner" hasta que los accidentes te producen dolor, y el dolor te produce recuerdos, y después de los recuerdos más dolor...


Lo cierto es que iba deslizándome por el piso sin calcetines, para olvidarme un poco del calor que últimamente nos trae el calentamiento global, pero no pensaba precisamente en el calor, de hecho pensaba en ti, hasta que mi segundo dedo después del pulgar del pié, se topó con la esquina de un mueble.
Dolor de un dedo del pie, lo que me faltaba para el momento en el que te fui a recordar; como si mi corazón me reclamara y se hubiera puesto de acuerdo con el destino por haberte olvidado tanto tiempo entre las telarañas del pensamiento, o quizá dándome una lección por el hecho de no haberte sacado de él aún.
No resistí más y me tiré al piso y terminé al lado de la bocina del estéreo que sonaba con  el final de Standing On the Corner con Bobby Darin . Me sobé para aliviar el dolor, mentando madres a todos los benditos creadores de muebles con esquinas tan peligrosas existentes en el mundo, chillé por el dolor de mi dedo y por tu recuerdo, chillé porque entrados en temas de dolores recordé el dolor que sentí cuando nos abandonamos, y aún más porque ahora mi lista de reproducción me traicionaba a cachetadas con Norah Jones... "Thinking about you"... y solo me preguntaba: por qué me pesas tanto? O una mejor pregunta: por qué permanecía en el piso con lágrimas y sufriendo? de nuevo por ti, lamentando no estar contigo ahora...
3:24 minutos después de escuchar la canción , afortunadamente  me pude levantar, y hacer caso omiso a mi accidental recuerdo.
Así terminó mi tarde; con un tremendo dolor por ti, prefiriendo haber pensado en el calor del calentamiento global.

No hay comentarios.: