lunes, 25 de abril de 2011

Mas lejos que la Luna

"Varios kilómetros, tan inservibles para el olvido,  por tu afán de hacerte sentir tan cerca, y la tristeza de saber que llegaría con menos dificultad a la Luna, "

La ciudad, se iba perdiendo entre montañas, ciudad en la que quizá también estabas tu, y yo permanecía con la posibilidad de que te perdieras de igual manera entre montañas, pero la noche hizo nuevamente de las suyas, me regaló una luna incompleta, tal cuál me sentía yo, sin ti... y lo despejado del cielo limpio descubrió varias estrellas, que bien me hubiera gustado compartir contigo. Y así permanecí pensando bastante tiempo en si te acordarías de mi tanto como lo hacía yo de ti, buscando una anécdota en la carretera, para tener un buen tema de conversación contigo, pero la luna me recordaba que tenía que calmar todas mis emociones, me hacía caer en cuenta de que no estarías más, incluso al regresar. Se compadecía la luna de mi, se compadecía y nos mirábamos, obligando a las nubes a que desaparecieran, para que no termináramos tan solas como de costumbre.
Toda mi compañía de Luna incompleta, tanta tristeza me recordaba su estado tan como el mío, que me hubiera gustado no verla, pero a fin de cuentas es ella quien te dediqué varias noches, te la regalé completa... y a pesar de sentirse rechazada, siguió acompañándome hasta que juntas por fin, a solas lloramos la distancia que me separaría de ti... esa distancia de la cual jamás regresarás, ni a mi retorno a la ciudad.

No hay comentarios.: