lunes, 6 de junio de 2011

Vivamos en lo extraordinario

"¿Ahora cómo dices todo lo ya descrito sin tener que recurrir a lo ordinario? Con todos expresándose tan igual.¿Cómo sorprenderte? y robarte una nueva sonrisa, una especial, fabricada con hechos extraordinarios, dignos de mi amor por ti, que por nada se comparan con los del resto."


A veces temo mucho de lo perfecta que es tu compañía, de tan perfecta presencia que me provoca desbordar cierto tipo de mariposas inquietas dentro de mi, temo que no sea real, que todo sea un sueño, me hace dudar, y estúpidamente hace comportarme como cobarde, y alejarme...
Hasta que me vuelves a encontrar, en los momentos mas adecuados como cuando solo tengo soledad, cuando me acompaña mucha tristeza, incluso cuando no puedo encontrarme. No podría explicar tan atinada personalidad, ni podría explicar cuánto siento a veces que no te podría merecer, porque no puedo expresarte cuán incalculable es lo que me provocas, no al menos en tan ordinarios versos, ni en ordinarias frases, me gustaría expresarte lo mas acorde posible este sentimiento tan inusual, que aseguro nadie podría igualar.
Si no hay respuesta en tantas invariedades, haré la mas significativa hasta ahora: dejaré la tan pesada cobardía a un lado, para fabricarte un mundo que en nada se asemeje a este, que rebase tus expectativas, para hacerte feliz, y entonces sonrías, y me hagas vivir... y vivir en lo extraordinario por ti.

No hay comentarios.: