miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ya una vez empecé por caminar


"a ti te dejé caer, y a ti no te esperé para descansar, corrí tanto hasta perderte de vista, y no se si buscar hallarme de nuevo, o esperar a encontrar unos caminantes más"

Decidí rondar unos primeros pasos, sentir que por tierra vivía, pronto me encontré con algunos otros y tal vez no a la par de los míos, pero bastante a mi lado como para decidir alentarlos a emprender un trote.
Trotamos encontrando un poco de ritmo y en el ritmo alcanzamos varios pasos mas, nos unimos  y cuando formábamos un solo paso fuerte haciendo eco en el camino, decidimos correr.
Corrimos, demasiado pronto pueden decir algunos, en un perfecto tiempo nos parecía. Corrimos tanto que sentí volar, tanto quizá que no muchos vieron a algunos pasos tropezar, tanto que no muchos se detuvieron a acompañar a los pasos que parecían cansados, corrí tanto tanto que no supe en donde me encontraba.
Así desaceleré un poco, empecé por trotar como supuse que todos estaban haciendo y así quizá encontrar a los demás.
Hice un trote lento, y más lento cada vez hasta caminar, para intentar reconocer el lugar, pero estaba sola, había dejado la marcha atrás. Ahora caminando en ocasiones creo volverá escuchar la marcha, trotando juntos tantos pasos y creciendo en número...pienso en intentar regresar, formar parte de aquél grupo, pero no se donde me encuentro, entonces sigo rondando unos pasos más, buscando sentir que por tierra vivo, un nuevo rumbo quizá,  buscando algunos otros pasos que caminen conmigo, quizá no a la par, pero bastante a mi lado y que me alienten a emprender un trote y quizá correr hasta volar, pero siempre juntos.