sábado, 24 de noviembre de 2012

Duele?

- duele?
- sé de lo que me hablas porque conozco la palabra, porque lo sentí sobre mi cuerpo muchas veces, pero ahora tengo un dolor presente, el más difícil de quitar, porque no se quita, de hecho, se controla en todo caso, no es tan fácil como decir que te vas a sobar un brazo después de haberte golpeado, nada corporal, yo ya no poseo un cuerpo. Este dolor está en mi mente , en el alma que es esto, en pensar en tus manos y querer sentirlas, el extrañar tus brazos y no tener con qué abrazarte, el sufrimiento de saber que estoy olvidando tu aroma, la temperatura de tu piel, tus caricias, tus besos, no hallar la forma de protegerte, de estar ahí contigo, que me notes cuando lo necesitas, de saciarme de ti, de lo que vivía contigo... Fuerte dolor, es el no poder saciarme de ti. Mas difícil que cuando pierdes a una persona, es morir, porque al morir pierdes todas las posibilidades, es una lucha increíble el comprender que no posees un cuerpo, necesitar llorar y encontrarte sin lágrimas, sin ojos, sin rostro. El estornudo eternamente frustrado de querer vivir el cosquilleo de sentir un cuerpo, que no puedes rascar. Al final lo logro controlar, olvido lo terrenal, mis ganas de correr, de gritar, pues no tengo pies, no tengo garganta, y me enfoco en lo que tengo, en la pureza del ser humano, lo que somos en verdad, lo que no es el cuerpo. Ahora valoro las emociones, los sentimientos, mi alma, el famoso espíritu humano. Y al fin controlo ese dolor, el desprendimiento del cuerpo, pues saber que me quieres aún, que valió la pena vivir, que mi vida se trató de ti, de quienes me acompañaron con sus sentimientos sinceros y me estimaron; ya los sentí, los extraño en la misma magnitud, me place sentir de raíz su cariño sincero y notar que no necesito el cuerpo para formar parte de ellos, de ti. Ahora comprendo que es lo único que necesitaba cuando llegué al mundo a vivir.
Morir duele? Si. Supongo que sí. Yo ya olvidé de qué morí. Prefiero tener presente lo que fui a vivir, que es lo que tendría que hacer cualquiera en vida; hacerse presente en la tierra. Y ahora que recuerdo, aún tienes una vida, no hay tiempo, no le temas al dolor, todo cuesta, todo duele, pero aprovecha, si tienes un sueño, realízalo ahora que puedes, sólo tu puedes limitar tus posibilidades. Corre y grita por mi, al final todo vale la pena, los tropiezos, los logros, sólo vive.
Si en verdad me quieres, dedícame vida, con eso basta, no te detengas.
Yo estoy bien, ya lo entenderás.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Tengo de tí


Tengo de ti, lo que nadie más tiene y que tu ya no tienes o que dudo que tuviste.
 Tengo de ti parte de la bondad que te inventé, las consideraciones que nunca haces, la sensación de los mejores labios que cualquiera superaría, los cálidos abrazos que siempre diste como roca, las cursilerías que nunca siempre te faltaron y lo imprescindible de toda historia así; esos "te amo" verdaderos en dixión, tan reales que alguien pudo escucharte, tan materializados en lo que me escribías por chat y tan falsos como decirte adiós tan fácil, adiós que me obligaste a darte, pero tan falso como que ya no me importas, que es verdad porque ya no quiero saber más de ti  pero es mentira porque diario vengo a despedirme con la excusa de que se quede el "hola".
Tengo de ti lo que imagino que fue lo mejor y que ya declaramos que nunca pasó.

jueves, 16 de agosto de 2012

nos separa una distancia y el tiempo le echa otra carga para el olvido, pero cuando es fuerte una amistad,todo eso queda relativo... ahora nos unen las redes sociales, aunque a algunos más bien los separa, pero una cosa si es segura; me gustaría verlos menos en los muros de mentiras que a veces también son biografías, para encontrarlos más en persona al menos unos instantes y entonces si, tocarlos de verdad, estrechar las manos y ya de paso los abrazos, sentir sus mejillas tocando las mías, que el extremo de un polo al otro no sea nada que haya más casualidades al caminar por la calle, que se haga relativo el hecho de estar lejos que signifique más que estamos cerca, porque nos llevamos al menos en los pensamientos que se guardan con sinceridad en el corazón, que se haga relativo todo este tiempo que no los veo ni me ven, pues que nunca me deje de rodear la vibra que tienen, de gente buena

lunes, 16 de julio de 2012

Un "te amo" entre dientes



No saben lo complicado que es para mí decir "te amo", no un "te amo" de "te amo, te amo" sino que "te amo" el que debería salir fluido, de sentimiento, en buen momento, en buenos tiempos, en verdadera circunstancia. Quizá parezco anticuada, porque tan fácil las dos palabras que la primera incluso es el nombre de la letra te y la segunda es amo tan simple que confieso que también soy de las que ama tantas cosas que se me pueden estar acabando las cosas para amar. El "te amo" para alguien... no digo que nunca lo haya dicho, de hecho he declarado uno que otro "te amo" pero hasta la fecha siento que no valen, algunos quizá los dije por compromiso, otros quizá intentando salvar o remediar algo, de la misma manera que quizá también me lo han dicho a mi, por eso creo que más bien nunca he dicho "te amo". Creo estar celando tanto una simple declaración que parece que sólo me han dado pocos "te amo's" desde que nací y para el resto de mi vida, siendo que unos ya son de mi familia.
No es sino hasta ahora que he notado una constancia significante en alguien, a quién creo haber querido de todas las formas que he podido querer, de quién siento que hasta me he enamorado varias veces y cada vez más y más a través del tiempo y tanto que tal vez era de esperarse; tengo un "te amo" entre dientes! Y aquí está la cuestión, tanto tiempo guardado para una ocasión como esta, que ha quedado atorado. Pero me salva la teoría de que quizá no salga por temor a que después se vuelva trillado, o pierda su fuerza de sinceridad, así que no lo obligo y le doy su tiempo, porque al menos sé que sí lo tengo, que si lo siento

lunes, 14 de mayo de 2012

silencio


es cierto que me he pasado un rato desperdiciando uno que otro par de buenos versos que tal vez reclamas con la pura mirada que me hechas cada que cometo el error otra vez. Y en eso haces como que no te das cuenta que te he dedicado lo que a nadie más; se trata de que te dedico mis silencios, como los que hago acompañados de una sonrisa, que significan más porque les sobran las cursilerias triviales e insuficientes para el momento; o como aquellos silencios cuando tomas mi mano, que me delatan cuando me sudan las manos;
también los silencios obligados cuando me confieso de palabras torpes cuando te acompaño; el silencio cuando me miras y te miro y se me sube el rojo y huyo de pena y sale otra sonrisa torpe... todo el silencio que de no ser silencio te hablaría y te diría que me tuvieras paciencia, pero por eso es silencio y sólo te intenta transmitir todos los buenos sentimientos que me provocas, sin palabras.
Por eso creo que contigo es mejor dejar los versos, porque te digo mas callando y lo sabes...

lunes, 30 de abril de 2012

por siempre

Después de superar  lo dura que eres para aceptar amistades, tu desconfianza para aceptar compañía hasta que te resignaste por culpa de mi insistencia; ni yo sabía que tiempo después te ibas a convertir en parte importante de mi vida, o que podrías ser una gran motivación, pero te conocí; como buena estudiante, matando clases, lo divertida, lo seria, lo pensativa, me ayudaste a reír, nos hicimos enojar, nos soportamos molestas, tomaste mi mano, disfruté tus abrazos, superamos peleas, aguanté tu indiferencia, nos perdonamos, caminamos juntas, rodamos en el pasto, conocí tu puño, tu comida, color y cosas favoritas, te conocí, indecisa, llorando y siendo feliz, haciéndome feliz...
supe que podías ser cursi, que no habría persona más leal, nos metimos en problemas, salimos de ellos, conocí  a tus galanes, soportaste a mis "tropiezos", aprendimos que no teníamos que tener cosas en común para poder estar juntas, intentamos correr juntas, no te pude alcanzar...te conocí durmiendo, supe que robas las cobijas, te conocí despertando, nos alejamos y superamos distancias y tiempo, comprendimos que cambiamos y que nos tenemos que tener paciencia, que nuestras cosas favoritas no siempre son las mismas, nos entendimos, nos supimos apoyar, nos seguimos comunicando, llegamos a "no saber qué hacer", nos confundimos, fortalecimos lazos, de entre muchas cosas que jamás terminaría de escribir. Y muchas cosas que nos faltan por vivir, porque aunque no siempre pueda estar contigo, te llevo presente, pues unes mis remiendos de vida desde entonces.
Ya todos abandonaron los viejos pasos con vida, todos se dedican a añorar sus ayeres solamente y por otro lado ya se quieren comer al mundo sin saber ser adultos, pero intentando serlo. A mí no me urge serlo, es lo que menos quiero, es lo que menos puedo, mi amigo el bebé no me lo perdonaría, porque aunque termine con el cuerpo adolorido (pues tal parece que divertirse hoy ya no es divertirse como antes); él necesita una compañera de juegos que lo acompañe a hacer sus travesuras, que corra tras él, alguien con quien balbucear, por lo menos en lo que entra al jardín de niños y me reemplace, por lo menos en lo que en mi familia nace un nuevo integrante, un nuevo bebé, un nuevo mejor amigo que no me permita ser grande....

sábado, 31 de marzo de 2012

"antes tarde que nunca"

La tendencia actual desfavorece por completo parte del yo que anda creciendo queriendo ser; si no una heroína mundial tirándole bajo sin aspirar a salvar el universo y bajándole emoción desde que empecé a imaginarme a los tres años siendo heroína nacional, local y hasta  perder la paciencia esperando ser la heroína de una sola persona quizá enamorándome, iniciando pequeñas misiones salvando muy buenas amistades (ustedes saben quiénes son), hasta hoy que se me ocurre ser sólo mi propia heroína....
Ironía resulta que soy la única por la que no se me ocurrió hacer algo durante todos estos años que ya son 21. Me me siento un poco complicada de salvar, tengo pocas expectativas de poder quitarme todas las mañas demasiado humanas, maneras mediocres, las malas imitaciones. Sin embargo aunque sea complicada esta misión, la tomaré porque pues "antes tarde que nunca". No!?

lunes, 5 de marzo de 2012

dolor...


El dolor más largo del mundo ni siquiera existe... de hecho lo vamos creando por la "culpa" de alguien más,
mediante acostumbrarnos a su piel, a sus brazos, sus besos, fijándonos en su vida.
Complementándolo con necesitar de sus ojos, su sonrisa, su voz... Y sucede una necesidad que no existe, no es real. Y no es agua, no es aire, no es sangre!...
Pero irónicamente es sed, es asfixiante, letal... es la falta de alguien al final, para la cual nosotros quizá ya no existimos.

domingo, 19 de febrero de 2012

normal

Amanece siempre el mismo sol, yo me encargo involuntariamente de que sea la misma mañana, un mismo desayuno, el mismo ritmo siempre, el ritmo que deseé tanto alcanzar, el que terminé realizando al menos; todos los días a fin de cuentas amanece y termina. Pero cansa traer la misma piel a diario, desgastada y con el tiempo falsa, convertida en demonio, uno solitario, triste y decepcionado. Mismo que se quiere dejar de engañar, así que he tomado la decición de tirar la toalla, pero la parte más dificil de ello es elegir cómo tirarla y sobre donde... no hay lugar, no hay modo, no encuentro el momento, todos parecen en la normalidad, entonces la otra opción es callar. Podría estar gritando que estoy harta, con los ojos saltados de la cara y de puños cerrados, podría estar golpeando y después llorar, pero sigo el mismo juego de la normalidad. Sin embargo mi impaciencia está dibujada en microexpreciones que ellos notan, que hacen preguntar por algo que pasa "¿te pasa algo?". Y ahora mismo podría renunciar, e irme, huir...pero permanezco en la normalidad "nada". Y todo se atribuye a un problema personal, de los cuáles existen y nadie te puede ayudar, pero todos son voluntarios para participar, "en lo que sea que podamos ayudar". y permanezco en la normalidad "gracias" ... no se huir, no se enfrentarme, no se abandonar la rutina que he creado.

domingo, 15 de enero de 2012

pero podemos inventarlo

Culparía a la luna, quizá ella nos enamoró a todos y nos hizo pensar que también lo estábamos, empezamos a ver a todos bonitos, confundidos todos nuestros sentimientos en deseos carnales, de hecho perdiendo todos nuestros sentimientos mientras que la luna se divertía viéndonos tan bipolares. Cayendo en falsas depresiones por un supuesto desamor y en cuestión de horas sacar un corazón nuevo para entregarlo a otra persona diferente.
En la actualidad, definitivamente el amor no existe, sin embargo, guardo con esperanza la idea de que al final nos encontraremos al lado de alguien especial que nos habrá ayudado a inventarlo.