lunes, 16 de julio de 2012

Un "te amo" entre dientes



No saben lo complicado que es para mí decir "te amo", no un "te amo" de "te amo, te amo" sino que "te amo" el que debería salir fluido, de sentimiento, en buen momento, en buenos tiempos, en verdadera circunstancia. Quizá parezco anticuada, porque tan fácil las dos palabras que la primera incluso es el nombre de la letra te y la segunda es amo tan simple que confieso que también soy de las que ama tantas cosas que se me pueden estar acabando las cosas para amar. El "te amo" para alguien... no digo que nunca lo haya dicho, de hecho he declarado uno que otro "te amo" pero hasta la fecha siento que no valen, algunos quizá los dije por compromiso, otros quizá intentando salvar o remediar algo, de la misma manera que quizá también me lo han dicho a mi, por eso creo que más bien nunca he dicho "te amo". Creo estar celando tanto una simple declaración que parece que sólo me han dado pocos "te amo's" desde que nací y para el resto de mi vida, siendo que unos ya son de mi familia.
No es sino hasta ahora que he notado una constancia significante en alguien, a quién creo haber querido de todas las formas que he podido querer, de quién siento que hasta me he enamorado varias veces y cada vez más y más a través del tiempo y tanto que tal vez era de esperarse; tengo un "te amo" entre dientes! Y aquí está la cuestión, tanto tiempo guardado para una ocasión como esta, que ha quedado atorado. Pero me salva la teoría de que quizá no salga por temor a que después se vuelva trillado, o pierda su fuerza de sinceridad, así que no lo obligo y le doy su tiempo, porque al menos sé que sí lo tengo, que si lo siento